Blog

16 AÑOS BORRANDO FINALES TRISTES

En algunos lugares del mundo, llegar a los dieciséis significa entrar en un limbo de indefinición: ya puedes conducir, pero pilas que todavía no puedes votar. En otros significa permanecer en ese período errático y tumultuoso que llamamos adolescencia, en donde ya nos vemos como adultos pero no estamos listos para serlo.

Este año VISIÓN SOCIAL llegó a su aniversario número dieciséis, y tras una década y media de trabajo incansable para llevar educación a los rincones más alejados de nuestro país, quisimos hacer una pausa para pensar en lo que significa haber alcanzado esta edad.

Muy pronto descubrimos que en Colombia, la infancia no termina en la fiesta de quince años, sino mucho antes. Sobre todo si eres un niño o niña que nació en alguna zona rural olvidada, en donde las crudas realidades del conflicto, la escasez de recursos y las pocas oportunidades hacen que los pequeños deban asumir su rol de adultos mucho antes de cumplir los diez.

Ante esta realidad, decidimos que para celebrar nuestro aniversario no debíamos enfocarnos en los logros que hemos alcanzado a lo largo de estos dieciséis años, sino poner en primer lugar a todos aquellos colombianos y colombianas que todavía carecen de educación. Hemos llevado nuestras intervenciones educativas a más de 3,1 millones de personas entre adultos y niños a lo largo de todo el territorio colombiano, pero desafortunadamente siguen siendo miles los que todavía no pueden acceder al derecho de recibir educación. Todos ellos siguen siendo el centro de nuestros esfuerzos, de nuestro trabajo y de nuestra obsesión por un país mejor.

Alguna vez, una profesora en el Vichada nos dijo que gracias al programa formativo para docentes que implementamos en su departamento, logramos cambiar el final triste que seguro le esperaba a los niños de la región. Y esas palabras nos llenaron de inspiración.

BORRADORES DE FINALES TRISTES

Celebramos entonces este cumpleaños presentando nuestros BORRADORES DE FINALES TRISTES, una campaña que nos ayudará a sumar fondos para seguir llevando educación a los rincones más olvidados del país, y a que muchas personas conozcan nuestra labor a través de una experiencia sorprendente que seguramente siempre van a recordar.

Se trata de borradores normales, que pueden adquirirse haciendo clic aquí. Pero vienen acompañados de algo muy especial: una postal con una ilustración que representa diversas problemáticas, tales como violencia de género, conflicto armado, docentes rurales con poca formación, migración forzada y exclusión escolar, entre otras. Lo maravilloso de estos borradores es que si los utilizas directamente sobre la ilustración de la postal, mágicamente serán borrados únicamente los aspectos negativos de la misma. Así podrás vivir tú mismo la experiencia de transformar un final triste en uno feliz, como lo hacemos en Visión Social a través de la educación. Y esta transformación no solo se dará en la postal, sino también en la vida real. Porque el valor total de cada uno de nuestros borradores será destinado a nuevas intervenciones educativas en nuestro país, para que estos primeros dieciséis años de labor sean un paso más en el propósito de reescribir nuestra historia a través de la educación.